El tema de la seguridad en internet tiene que ver con dos cuestiones principales que tienes que tener en cuenta a la hora de usar internet: La seguridad en internet y el robo de la información personal. En relación con estas dos cuestiones hay una serie de mecanismos de robo de datos que hay que tener en cuenta para evitar el robo de datos personales.


 

Cuando compramos online

Hay muchos dispositivos de seguridad que se tienen que comprobar antes de teclear los datos de la tarjeta de crédito:

- Una conexión segura https://, porque http:// envía todos los datos como texto sin formato y de esta manera la información se puede robar fácilmente.

- Un candado dorado al final de la página o en el navegador.

- Observa el nombre del dominio (org no es un dominio apropiado para los sitios web de compras online, aunque sí lo és para sitios web de organizaciones.

- Presta atención a los detalles y busca el nombre exacto del sitio web, ya que muy a menudo el nombre está ligeramente cambiado para confundir a la gente y hacerla introducir sus detalles en el sitio web equivocado.

Cuando se usan e-mails

Un e-mail puede violar tu seguridad en internet de muchas maneras:

- No deberías abrir ficheros adjuntos desconocidos o e-mails de spam, ya que normalmente contienen virus. 

- La suplantación de identidad consiste en que alguien te envía un e-mail haciéndose pasar por una compañía famosa y te pide que les des tu contraseña y tus datos personales para verificarlos; no debes responder a este tipo de e-mails porque la mayoría de las empresas no solicitan datos de sus clientes.


- Los e-mails que te ofrecen grandes premios de dinero o que te comunican que has ganado la lotería son falsos y lo único que intentan es que les mandes dinero por adelantado prometiéndote que te darán más dinero después.

Contraseñas


La cuestión de las contraseñas afecta tanto a la seguridad como al robo de información. Por ejemplo, a menudo se roban contraseñas de e-mail, con lo cual es más fácil para los criminales entrar en tu e-mail personal y extraer información sobre tus finanzas, tus datos bancarios, etc. El caminos para prevenir el robo y el pirateo es cambiar regularmente tus contraseñas. También ayuda el construir tu contraseña con una combinación azarosa de letras y números.



En general cualquier información personal que se da en internet (en un chat, en las redes sociales, en los blogs, en los sitios web personales, etc.) puede ser robada y usarse de forma malintencionada. Por lo tanto, no es recomndable dejar tu dirección, número de teléfono, número de tarjeta de crédito, etc. porque los criminales navegan por redes sociales y sitios web de esta clase para buscar la información personal que han dejado los usuarios.